jueves, 4 de octubre de 2018

REVUELTAS POLÍTICAS ENTRE LA CRISTIANDAD



Foto: Reuters
Últimamente he notado cómo se encienden las relaciones interpersonales como cuando un incendio forestal acaba con todo, reduciendo a cenizas lo que antes era bello y frondoso, cada vez que se inicia el debate o la discusión sobre temas de política. De repente, incluso, vemos a los mismos cristianos discutiendo sobre política, algunos con un buen fundamento y otros no, y ofreciendo una gama de interpretaciones sobre los distintos hechos que acontecen en la nación. Lamentablemente, algunos cristianos no fundamentados ni en la Biblia, ni en una sana espiritualidad, ni en la educación, ni en las buenas costumbres, llegan al extremo de violentar verbalmente no sólo a quienes están involucrados en la política y el gobierno, sino también a aquellos que difieren con sus puntos de vista. Muchos están usando las redes sociales para combatir y pelear con otros que piensan distinto a ellos, lanzando amenazas, chismes, calumnias y cualquier tipo de ofensa, y todo por las diferencias de opinión en temas de política y gobierno. Otros, incluso, han llegado a romper relaciones familiares y relaciones de amistades verdaderamente importantes, ¡y todo por diferencias en temas de política!

Entonces, en un mundo político tenso y abrumador como el que vivimos en el siglo veintiuno, es menester que cada cristiano se haga esta pregunta: ¿Con qué actitud debemos abordar el tema de la política y cómo debería ser nuestro involucramiento en ella?  Alguien dijo alguna vez que la religión no encaja con la política. Pero, ¿será que esa aseveración es verdadera? Muchos cristianos se preguntan si nosotros los discípulos de Jesús, los que vivimos para Él con propósitos distintos, debemos tener resoluciones basadas en la política distintas a lo que el cristianismo nos demanda. Al examinar las enseñanzas bíblicas nos parece bien concluir que realmente no debemos hacerlo así. Las Escrituras, en todo caso, nos ofrecen principios que deberían guiarnos respecto a nuestra participación como cristianos en este tema.   

Hay varias verdades que deberíamos considerar. En primer lugar debemos tener un claro panorama tocante a la voluntad de Dios. Como cristianos debemos comprender que, más que tener una inclinación por un asunto político, la voluntad de Dios está por encima de dicha inclinación. En ese sentido, el plan y el propósito de Dios ya han sido establecidos y nosotros no podemos hacer nada para evitar que los designios y la voluntad de Dios se cumplan. Esa es una premisa que debemos comprender y que nunca debemos olvidar. Todo aquello que Dios se ha propuesto muy seguramente lo llevará a cabo, y ningún gobierno puede intervenir en ello. Es más, Dios es quien otorga o quita reyes en esta tierra y lo hace como Él quiere (Daniel 2:21). Si logramos captar esta primera premisa como la verdad de Dios, comprenderemos que la política es solamente un procedimiento que Dios usa o permite para manifestar y declarar Su voluntad.  Y aunque ciertamente hay personas malévolas que violentan el ejercicio político que se les ha otorgado, utilizándolo para propósitos del mal, no debemos olvidar que, no obstante a ello, Dios todo lo usa para bien.

Por otro lado, otra verdad muy importante a considerar es que debemos estar muy
Foto: Qué pasa Magazine
entendidos de que ningún gobierno ni ningún partido político tiene la capacidad de salvar al mundo. Esto suena muy exagerado, pero es una verdad. Es una segunda premisa que tampoco debemos olvidar. El cristiano debe tener claro que sólo Dios puede salvar. A menudo nosotros los cristianos nos quejamos mucho de nuestros gobernantes, del presidente, de los alcaldes, de los diputados, de cualquier funcionario de gobierno, al punto de vivir con una enorme expectativa acerca del desempeño de ellos, colocándolos casi en una posición de “salvadores” de nuestras problemáticas sociales, culturales, económicas y familiares que a diario experimentamos como nación, y cuando éstos nos fallan esa expectativa se cae por los suelos.  Cuando estudiamos los cuatro evangelios y a las epístolas del Nuevo Testamento, nunca vemos a Jesús ni a los apóstoles de Él incitando a los seguidores cristianos a revolucionar al mundo con ideas humanistas que se opusieran al sistema corrupto de su época a través de las esferas del gobierno. Jesús, los apóstoles y posteriormente la iglesia primitiva vivieron en medio de un gobierno romano corrupto, de un mundo religioso corrupto, en medio de una cultura corrupta, de una ética decadente, pero jamás movilizaron a los creyentes hacia un desacato civil que protestara en contra de las injusticias sociales de su época. En vez de ello, los apóstoles dieron órdenes a los discípulos a través de sus escritos de predicar el evangelio mediante su fiel ejemplo y una vida piadosa. ¿Y de qué manera los apóstoles les exigían a los discípulos que fueran ejemplo de conducta en medio de las demandas del imperio romano? Perdonando a los enemigos, obedeciendo a las autoridades aun cuando estas fueran sanguinarias y corruptas, evidenciando una verdadera transformación de mente en medio de una sociedad profundamente corrompida. Por eso, la iglesia primitiva siempre fue apolítica y nos dejó ese modelo a las futuras generaciones.


A la luz de lo anterior, ¿entonces cómo debería ser nuestro involucramiento como cristianos en los asuntos políticos y gubernativos? Una última verdad muy importante que deberíamos considerar es que Dios nos manda a que obedezcamos no sólo a las leyes de nuestra nación establecidas en nuestra Constitución Política sino también a las autoridades que nos gobiernan. Esa era la perspectiva que el apóstol Pablo tenía en mente cuando escribió a los cristianos que residían en Roma. Comportarnos bien ante el gobierno y vivir bajo el marco de la ley, es una responsabilidad de cada persona que se dice ser cristiana. Esa es una tercera premisa que nunca debemos olvidar. Las palabras de Pablo en Romanos 13:1 respecto a someternos a las autoridades pueden ser mejor comprendidas cuando las leemos en la Traducción del Lenguaje Actual, las cuales dicen así: “Sólo Dios puede darle autoridad a una persona, y es Él quien les ha dado poder a los gobernantes que tenemos. Por lo tanto, debemos obedecer a las autoridades del gobierno.”  En ese sentido, someternos a las estipulaciones de los organismos Judicial, Legislativo y Ejecutivo de nuestra nación es sinónimo de acatar, de estar dispuestos a ser obedientes y de guardar el respeto debido a quienes están dirigiendo a la nación desde una silla del gobierno. El mandamiento de obedecer a nuestras autoridades incluye que debemos estar dispuestos a simplemente dejar que ellos gobiernen a pesar de sus fallos, sus imperfecciones e, incluso, sus acciones de corrupción. Dios dice que “no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” (Romanos 13:1) y que “quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.” (13:2) Por eso mencioné anteriormente que es importante comprender que la voluntad de Dios está por encima de nuestras inclinaciones políticas. Si lo gramos comprender dicha premisa, descansaremos en el hecho de que Dios en Su soberanía ha permitido que un presidente, un diputado, un alcalde, o cualquier funcionario público esté al frente gobernándonos y que Dios tiene el control de todo lo que sucede. Tener dicho entendimiento espiritual como cristianos facilita nuestra obediencia a las leyes y al gobierno. Por supuesto, estar expectantes de acatar lo que nuestras autoridades determinen no significa que no podamos reflexionar, evaluar, argumentar e, incluso, levantar nuestra voz y nuestra opinión respecto a aquellas cosas que no nos parecen. Y si habremos de pronunciarnos debemos hacerlo con palabras y acciones respetuosas, lo cual representa el digno comportamiento de un cristiano ante el mundo.

Foto: Global Politics Magazine
¿Debemos estar de acuerdo con las acciones de corrupción de nuestros gobernantes? No, no debemos estar de acuerdo, pero debemos estar en una actitud de sometimiento como Cristo y Sus apóstoles estuvieron sujetos al imperio romano en su época, mientras simultáneamente expresamos nuestra opinión de forma respetuosa y pacífica, dando buen testimonio de la luz de Cristo que habita en nosotros, orando por nuestras autoridades que nos gobiernan y actuando con buenas obras que sirvan como una magnífica propuesta individual y colectiva para la transformación de nuestra nación.

Finalmente, valdría la pena reflexionar en las respuestas que surgen de la siguiente pregunta: ¿Eres cristiano y a la vez estás molesto por la actual situación política por la que atraviesa tu nación? Si es así, entonces te recuerdo que la Biblia debe ser tu manual de vida, la cual debe regir tu manera de pensar y de actuar en medio del difícil contexto socio-político en el que vives. Te recuerdo que la iglesia de Cristo (a la cual dices que perteneces) es apolítica y que, por lo tanto, no debes seguir filosofías humanas afiliadas al secularismo que contradicen los santos pensamientos de Dios hallados en las Escrituras. Te recuerdo que tu misión no es batallar en contra de un sistema político que no te gusta, sino hacer discípulos a todas las naciones (Mateo 28:19-20) a partir del hecho de que primero debes hacer de tu vida la mejor ofrenda para Dios (Romanos 12:1). Te recuerdo que no debes perder tu tiempo en cosas que no honren a Dios, que ofendan a tu prójimo y que minimicen tu crecimiento espiritual, sino más bien velar porque nadie te engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo (Colosenses 2:8). Te recuerdo que no debes faltarle el respeto a nadie, ni con tus palabras, ni con tus acciones, ni con tus pensamientos; sí, a nadie, ni a tus padres, ni a tus hijos, ni a tus jefes, ni a tus gobernadores, ni a los políticos. Te recuerdo que ninguna palabra corrompida debe salir de tu boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes (Efesios 4:29). Te recuerdo que debes amar a tus enemigos y hacer el bien a los que te aborrecen (Lucas 6:27), incluyendo a los políticos corruptos. Te recuerdo que debes ser luz en medio de un contexto político oscuro (Mateo 5:17). Te recuerdo que no debes perseguir movimientos ideológicos, filosóficos o políticos de izquierda o derecha que de alguna forma pongan en cuestión lo establecido por Dios, sino buscar primeramente el reino de Dios y Su justicia (Mateo 6:33), el cual es el único movimiento ecuánime en este mundo. Te recuerdo que debes estar de acuerdo con Dios y sus preceptos, no con cualquier tipo de ideología humanista que te despista de vivir en la piedad. Te recuerdo que, dado que Dios te eligió para que seas su pueblo santo y amado por él, tienes que vestirte de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia, siendo comprensivo con las faltas de los demás y perdonando a todo el que te ofenda, sea éste un familiar, el presidente de la nación, el funcionario público, el candidato político o simplemente tu vecino de la esquina; no olvidando que Dios te perdonó tus faltas y que por ello debes vestirte de amor, permitiendo que la paz de Cristo gobierne en tu corazón para estar en perfecta armonía con todos (Colosenses 3:12-15).

Si eres cristiano, entonces debes pensar y actuar de manera distinta a los demás. “Concéntrate en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensa en cosas excelentes y dignas de alabanza” (Filipenses 4:8), cosas enriquecedoras que no tienen nada que ver con la actual crisis política por la que atraviesa tu nación, crisis por la cual te quejas y te molestas. Si eres cristiano, sé feliz, sirve a tu prójimo, renueva tu mente y cambia al mundo.

domingo, 22 de mayo de 2016

LÍDER CRISTIANO: ¡NO DESATIENDAS TU HOGAR!

Hoy quiero exhortar a mis colegas pastores, ancianos, supervisores, misioneros, líderes de alabanza, diáconos y cualquier otro tipo de servidor eclesial y para-eclesial, recordándoles esto: Ningún ministerio cristiano que realicemos tiene sentido delante de Dios ni delante de la iglesia, si primero no gobernamos bien nuestra casa y nuestros hijos. 

El verdadero servicio ministerial, muy bien recibido por Jesús, es aquel que se fundamenta y se centra en la atención amorosa que tengamos por nuestro cónyuge, nuestros hijos y el resto de nuestros familiares cercanos, atención que posteriormente se expande a la grey de Dios, la iglesia, en forma de ministerios eclesiales o para-eclesiales. ¡No descuidemos nuestro hogar! El diablo está destruyendo a nuestros cónyuges y a nuestros hijos cuando pasamos más tiempo en el ministerio y menos tiempo en el hogar. Lo primero es Dios, luego es el hogar y luego el ministerio. No al revés. 

Las estadísticas nos dicen hoy en día que pastores, ancianos, diáconos, líderes de alabanza y otros siervos de Dios se están divorciando por causa del excesivo tiempo que ocupan en el ministerio mientras simultáneamente descuidan sus matrimonios. Pero lo más alarmante, es ver cómo los hijos de pastores, ancianos, diáconos, líderes de alabanza y otros servidores se están alejando de Dios y de la iglesia, tomando caminos equivocados con formas de drogas, pandillas, matrimonios con no-cristianos, depresión e incluso suicidio, todo por causa de tener padres ausentes que han descuidado su hogar por darle excesivo tiempo al ministerio cristiano. 

Es mejor abandonar un ministerio eclesial o para-eclesial (es decir, aquel que se realiza afuera de una congregación o en una organización cristiana) si nuestro hogar está sufriendo por causa de éste. Ser esposos y padres ejemplares dentro de nuestros hogares, gozando de nuestros cónyuges y nuestros hijos y ocupándonos de ellos como Cristo se ocupó de nosotros en la cruz del calvario, es nuestro primer ministerio y ¡nuestro ministerio principal! La iglesia junto con sus ministerios dados por el Espíritu Santo, se da a conocer al mundo a través de hogares cristianos sólidos. 

Pasemos tiempo con nuestros cónyuges y nuestros hijos, salgamos a comer juntos como familia, divirtámonos en el hogar juntos, hagamos cosas juntos (tareas académicas, domésticas, etc), sirvamos en la iglesia juntos como familia, salgamos a pasear juntos, platiquemos juntos, oremos juntos, ¡hagamos la vida juntos! Dios no quiere llaneros solitarios en el ministerio, Él quiere familias unidas sirviéndole. 

Recuerda lo que Dios dice en Su Palabra: 

Se dice del anciano (o supervisor u obispo): 

"...que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)". ~ 1 Timoteo 3:4-5 

Se dice de los diáconos (o cualquier servidor): 

"...sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas." ~ 1 Timoteo 3:12 

Se dice de un líder respecto a sus parientes: 

"Quien no cuida de sus parientes, y especialmente de su familia, no se porta como un cristiano; es más, tal persona es peor que quien nunca ha creído en Dios." ~ 1 Timoteo 5:8 (Traduccion en Lenguaje Actual) 

En el amor del Señor,
El esposo, el padre y el pastor, Karel Golcher

miércoles, 16 de diciembre de 2015

¿QUÉ ES MISIÓN INTEGRAL, POR QUÉ SOY MISIONAL Y POR QUE TODOS LOS CRISTIANOS DEBERÍAMOS SER MISIONALES?

Para quienes me han preguntado qué es misión integral y por qué ésta es la propuesta práctica más elemental del ministerio que actualmente realizo y que ejemplifico para animar a otros a que la cumplan, he aquí les comparto algunos principios importantes acerca de la misión integral.
Esta es Comunidad Cristiana la Roca, la iglesia misional que se congrega en el patio de nuestra casa en la ciudad de Xela, Guatemala.
Debo empezar diciendo que hay personas en las iglesias que están haciendo misión integral pero que desconocen cuál es la denominada teología de la misión integral. De hecho, misión integral no es esencialmente una teología. Más bien, es una forma de buscar el cumplimiento del mandato de Jesús de hacer discípulos. El mandato no es "hagan teología". El mandato es "hagan discípulos", los cuales deben aprender a obedecer al Señor en todo. Jesús no mandó a sus discípulos a llenar templos, mandó a sus discípulos a "hacer discípulos". De esa forma, la misión integral (o la misión en sí) es básicamente una manera de explicitar en la vida práctica lo que significa hacer discípulos. Hay muchos cristianos que no tienen mucha teología pero están cumpliendo la misión porque están haciendo discípulos. ¡Alabamos al Señor Jesús por ellos!

La teología que emerge en el contexto del ministerio que el Señor nos ha encomendado como iglesia (y especialmente en el proceso de la plantación de nuevas congregaciones como la que actualmente estamos plantando en nuestra propia casa en Guatemala), es un intento por articular lo que significa ser misionales en la vida práctica. Primero surge el deseo de ser fieles al mandato de Jesucristo. Luego viene la reflexión sobre lo que eso significa. Los discípulos de Jesucristo obedecen sus mandamientos en un contexto determinado específico. ¿Cómo se relaciona el mandato a ese contexto? De esa pregunta viene la reflexión. La teología ilumina la misión y encamina el pensamiento cristiano de manera que haya coherencia entre lo que se dice y lo que se vive. Eso es misión integral. No hacemos separación entre lo secular y lo sagrado (teniendo claro que no estamos a favor ni consentimos el pecado que pueda habitar en lo secular) , ni entre la teoría y la praxis, más bien buscamos ser coherentes con la obediencia de la fe, tal como el apóstol Pablo lo resalta en la parte inicial y la parte final de su epístola a los Romanos (1:5; 16:26). La misión integral como teología tiene que ver con la obediencia de la fe. No es una teología ya terminada. Es una reflexión que busca ser congruente con el mandato de Jesucristo y con lo que significa la obediencia de la fe.

La reflexión y la práctica de la misión integral hablan de la justicia, de los pobres, de la necesidad de ser coherentes con la enseñanza bíblica respecto a la importancia que tienen las personas más vulnerables en la sociedad. De ahí que la misión integral a menudo habla de la opresión, porque los profetas y aun el mismo Jesucristo condenaron la opresión. La misión integral también habla del abuso de poder, de la avaricia, que son las causantes de las desigualdades en la sociedad (mayormente en nuestra sociedad latinoamericana). No es un invento nuestro como practicantes de la misión. Es una realidad que se retrata perfectamente en la enseñanza bíblica. La Biblia habla mucho de estas cosas. Y nosotros tratamos de ser coherentes y constantes con lo que enseña la Escritura. ¡Por eso somos misionales!

No aceptamos las propuestas marxistas de "creación de un reino de Dios sin Dios". Tomamos como punto de partida la revelación de Dios en Cristo Jesús explicada en el Nuevo Testamento con el trasfondo del Antiguo Testamento. Esa es nuestra base. De ahí partimos. Nosotros que creemos en la misión dada y revelada en la persona de Jesús y que nos esforzamos en practicarla, no queremos simplemente leer la Biblia separada de nuestro contexto, sino hacer de la Biblia nuestra praxis dentro de nuestro contexto. A partir de la revelación de Dios en Cristo Jesús tenemos una respuesta a las problemáticas más profundas de la sociedad. Los discípulos de Jesús tenemos que ceñirnos, ajustarnos, a esa respuesta que se nos da en el evangelio. Por eso nos planteamos estas preguntas: ¿Qué significa hacer discípulos en nuestro contexto? ¿Qué significa ser iglesia fiel al evangelio en nuestro contexto? Y al responder estas preguntas a conciencia encontramos y abrazamos una poderosa verdad: Más que estar interesados en la teología de la misión, nos interesa la obediencia de la fe, la práctica de la vida cristiana como testimonio vivo del poder del evangelio para transformar no solamente a individuos sino a comunidades. Hacemos exégesis de la Biblia y luego tratamos de ver cómo se aplica eso al contexto en que vivimos. Por eso la contextualización del mensaje bíblico es esencial. De esa forma cumplimos la misión que Jesús nos encomendó.

Una de las deficiencias en nuestra manera tradicional de concebir el evangelio tiene que ver con espiritualizar la fe, reducir todo a una conversión para ganar solamente las "almas" de las personas. Realmente no existe ninguna base bíblica para hablar de "salvar almas" solamente. Pero sí existe base bíblica para la trasformación del ser humano en su totalidad: Alma, cuerpo y espíritu transformados por el poder de Dios para una nueva vida, una vida que honre a Dios tanto en la era presente como en la eternidad con Cristo para los que han creído en Él. La misión de la iglesia es anunciar el evangelio de salvación en Cristo Jesús, evangelio que salva no sólo el alma y no sólo de la condenación eterna infernal, sino evangelio que salva también la mente, el cuerpo, el espíritu, los hábitos, las costumbres, el vocabulario, el matrimonio, la familia y tantas áreas de nuestra vida que necesitan la ayuda de Dios. La misión es integral porque la salvación ofrecida en dicha misión también lo es, una salvación que en Cristo nos hace gozar de vida abundante en la tierra y vida eterna en el cielo. Hacer discípulos es anunciar y vivir la transformación integral de nuestro ser que hemos experimentado por nuestra fe genuina en Cristo, a fin de que otros también sean transformados desde ahora y hasta la eternidad mediante su fe y obediencia a Él. ¡Esa es la misión de la iglesia!

Dios use nuestras vidas para el cumplimiento de la misión dada por Jesús.

En Su r
eposo,
Karel Golcher, siervo de Jesucristo
Pastor de Comunidad Cristiana la Roca en Xela (Guatemala)

sábado, 24 de octubre de 2015

10 BUENOS PRINCIPIOS PARA PLANTAR IGLESIAS

1. No olvides que Jesús es Señor (Mateo 9:37-38). Toda actividad de plantación de iglesias llega a ser efectiva y fructífera bajo la vigilancia, cuidado y poder del Señor Jesús, quien es el Señor de la mies.

2. Evangeliza, equipa y capacita a pueblos no alcanzados para que alcancen a otros (1 Tesalonisenses 1:6-8). Nuestra meta de alcanzar a otros para Cristo no es solamente una sólida conversión, sino también una dinámica multiplicación; los que son alcanzados deben ser capacitados para alcanzar a otros. 

3. Sé inclusivo: “cualquiera puede entrar” (Romanos 10:12). Ninguna estrategia debe impedir que alguna persona o un grupo entre al Reino por medio de la fe en Cristo Jesús.

4. Sé culturalmente neutral (Colosenses 3:11). El Evangelio no demanda que alguien que quiera ser salvo cambie su cultura como pre-requisito de venir a Jesús; se puede llegar al Señor tal y como uno es. 

5. Evita la mentalidad de fortaleza (Hechos 1:8). El objetivo de las misiones no es crear un impenetrable castillo en medio de una comunidad no salvada, sino un dinámico puesto de avanzada del Reino para lanzar el testimonio de Jesús dentro de y hasta el final de su área.

6. Continúa evangelizando para evitar el estancamiento (Romanos 1:16-17). Mantente observando el horizonte con la visión de la Gran Comisión en mente; fomenta un agresivo ambiente de testimonio por Cristo.

7. Evita las barreras raciales, de clase, género y de idioma (1 Corintios 9:19-22). Usa tu libertad en Cristo para encontrar nuevas y creíbles maneras de comunicar el mensaje del reino a quienes están lejos del perímetro cultural de la iglesia tradicional.

8. Respeta las características de la cultura receptora (Hechos 15:23-29). Permite que el Espíritu Santo encarne la visión y la ética del Reino de Dios en las palabras, idioma, costumbres, estilos y experiencia de quienes han recibido a Jesús como su Señor.

9. No muestres favoritismo ni seas demasiado mezquino con las congregaciones en crecimiento (Efesios 4:11-16). No subestimes el poder del Espíritu Santo en medio de la más pequeña comunidad cristiana, para que tengan éxito en la obra de Dios en su comunidad.

10. Piensa en la reproducción (2 Timoteo 2:2; Filipenses 1:18). En cada actividad y proyecto que inicies, piensa en términos de equipar a otros para que hagan lo mismo, manteniendo una mentalidad abierta con relación a los medios y fines de tus esfuerzos misioneros.

martes, 11 de agosto de 2015

¿Por qué tantas mujeres visten muy escotadas en la iglesia?

Raquel era una hermana de la iglesia que en cierta ocasión llegó sorprendida a su casa por la forma en que una líder de alabanza había subido al escenario para cantar. Mientras ella y su esposo Luis entraban a casa, aprovecharon para comentar lo que habían visto en la iglesia. Ella, con cierta molestia, le comentaba a Luis: Tú simplemente no puedes usar algo como eso en el escenario. Su esposo sabía exactamente lo que ella quería decir. Luis le dijo: Tienes razón, durante el servicio de adoración, una de las líderes de alabanza llevaba un traje que apenas si cubría su piel, casi como un traje de baño muy ajustado, con una falda muy corta. Y yo, mientras recordaba las lecciones del libro de Stephen Arterburn y Fred Stoeker “La Batalla de cada Hombre”, cerré mis ojos mientras leíamos las letras de la alabanza o simplemente los cerré para evitar ver a esa mujer tan provocativa. “Cuando te vistes de esa manera”,  agregó Raquel, “te desenfocas de Dios y te enfocas en ti. Tú estás minando toda la razón por la que estamos en la iglesia.”

En un artículo (en inglés) de CharismaMag.com, Jennifer LeClaire sugiere que este problema sobre la ropa en la iglesia es preocupante:

Algunas mujeres—y estoy hablando de las que se llaman  “creyentes maduras”, no almas perdidas ni recién convertidas— vienen al santuario de Dios los domingos por la mañana usando cierto tipo de ropa que tú esperarías ver en un club de baile mundano. Sus blusas se aferran a sus cuerpos, sus escotes son muy profundos y se extienden de manera amplia que revelan sus senos; y las aberturas a los lados de sus faldas ofrecen más que una mirada inocente de sus muslos. Una vez más, no estoy hablando de las pecadoras que buscan a Dios o de nuevas creyentes que simplemente ignoran cómo es la vida cristiana. ¡Estoy hablando de las que dicen ser “nacidas de nuevo, bautizadas, compradas por sangre”, miembros de la iglesia!

Pablo instruyó a Timoteo a que las mujeres deben “adornarse de ropa decorosa, con pudor y modesti2" (1 Tim. 2:9). Independientemente de qué tanto calor haya afuera como para vestir así o cuán ocupados estemos como para ponernos cualquier cosa para vestir, no hay justificación para que mujeres llenas del Espíritu Santo vengan a la iglesia vistiendo ropa que cause que algunos hombres presten más atención a las cosas de la carne que a las cosas del Espíritu.

Sin embargo, otras mujeres cristianas piensan que tal impulso hacia la modestia tiene sus raíces en avergonzar a los miembros femeninos de una congregación. El uso de este tipo de lemas como “la modestia es más sensual” hace que las mujeres se sientan como si fueran la causa de la tentación, en vez de enseñarles a verse a sí mismas como hermosamente hechas a la imagen de Dios. El año pasado, Sharon Hodde Miller sugirió tres maneras de abordar el problema:

¿Cómo discutimos el tema de la modestia de una manera que celebre al cuerpo femenino sin objetivar a las mujeres, y aún así exhortar a las mujeres a la pureza? La primera solución es renunciar al lenguaje que avergüence al cuerpo. La vergüenza es grande en el tema de la modificación del comportamiento, aun cuando la vergüenza no se manifieste. Pero el lenguaje basado en la vergüenza no es la retórica de Jesús. Es la retórica de su enemigo.

La segunda solución, es afirmar el valor del cuerpo femenino. El valor o significado del cuerpo de una mujer no es la razón de la modestia. Los cuerpos de las mujeres no son inherentemente una distracción o una tentación. Por el contrario, los cuerpos de las mujeres glorifican a Dios. Me atrevería a decir que los senos de una mujer, las caderas y los labios, ¡proclaman la gloria del Señor! Cada parte femenina le honra. Él creó el cuerpo de la mujer y eso es bueno.

Por último, el lenguaje acerca de la modestia debería centrarse no en ocultar el cuerpo de la mujer, sino en la comprensión de rol del cuerpo creado. La inmodestia no es la exposición indebida del cuerpo per se, sino la orientación incorrecta del cuerpo. Se exhorta a hombres y mujeres a perseguir una modestia con la cual se minimice nuestra gloria y se maximice la gloria de Dios. El cuerpo, el espíritu y la mente, todos tienen un rol creado que está intrínsecamente centrado en Dios. Cuando nosotros mismos nos colocamos en el centro en vez de Dios, mostramos lo más alto de nuestra inmodestia.

Miller hace un punto importante aquí. La iglesia tiene que hacer un mejor trabajo enseñando una “teología” del cuerpo que no está arraigada en la vergüenza. Todos nosotros estamos diseñados y maravillosamente hechos por Dios (Salmo139:14). Todo lo que Dios le dio a las mujeres fue creado como “muy bueno en gran manera” (Génesis 1:31). Pero al mismo tiempo, nuestra naturaleza caída ha impactado la forma en que (especialmente los hombres) vemos los cuerpos de las mujeres. La naturaleza de la carne se interpone en el camino de lo que antes era una postura perfecta de la pureza del uno hacia el otro. Si bien ya no somos esclavos de nuestra naturaleza pecaminosa (Romanos 6: 6), eso no significa que nuestra mente no albergue a la impureza (Romanos 13:14). Tanto hombres como mujeres deben vivir y vestir de manera que humildemente ayuden a otros en sus debilidades (Gálatas 5:13).

Además, también hay que tener en cuenta las motivaciones que hay detrás de los que diseñan tal ropa. ¿Están haciendo trajes que descubren la piel porque ven a las mujeres como la creación de Dios o lo están haciendo así para explotar sus cuerpos?

¿Y tú qué opinas? ¿Qué piensas acerca de la elección de ropa para la iglesia?

viernes, 7 de agosto de 2015

¡BÍBLICAMENTE PUEDES CAMBIAR! Curso Auto-Confrontación, Sesión #2

“No juzguéis para que no seáis juzgados... ¡Hipócritas! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces veras bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” (Mateo 7:1, 5)

Ya que Dios, por su gracia, ha provisto todo lo necesario para que vivas una vida que le agrade, debes depender solamente de Su poder, Su plan y Sus recursos para lograr Su propósito en tu vida (Isaías 55:6-11; Romanos 8:28-29; 1 Corintios 1:30-31, 2:9-13; Efesios 1:3-6, 2:8-10; Filipenses 1:6, 2:12- 13; 1 Tesalonicenses 2:13; 2 Pedro 1:2-10; 1 Juan 5:4-5).

Después de que recibes la salvación por la gracia de Dios, a través de nuestro Señor Jesucristo, tu crecimiento en Cristo y aptitud para ayudar a otros bíblicamente, será proporcional a tu fidelidad de examinarte y de aplicar las verdades de Dios a tu vida (Mateo 7:1-5; Romanos 12:1-2; 1 Corintios 11:3 1; Gálatas 6:1-5; Hebreos 5:12-7 4; 1 Juan 1:8-9).

Debes arraigarte, sobreedificarte y confirmarte en el Señor Jesucristo, y no debes ser conformado a este mundo (Romanos 12:1-2; Colosenses 2:6-10). Tienes que practicar la Palabra de Dios para madurar (Mateo 7:24-2 7; 2 Timoteo 3:16-1 7; Hebreos 5:12-14; Santiago 1:22-25; 1 Pedro 2:2; 2 Pedro 1:4-11; 1 Juan 2:5).

Te invito a que escuches el audio de la sesión #2 del curso de auto-confrontación, "Bíblicamente Puedes Cambiar", el cual impartí en Xela, Guatemala, en Septiembre de 2014. ¡Deseo que Dios hable a tu corazón para iniciar el cambio bíblico en tu vida!

miércoles, 29 de julio de 2015

EL CAMINO DE LA VIDA: Programas Radiales Cristianos que pueden Transformar a Guatemala, en medio de las Bandas Criminales y del Narcotráfico

En esta ocasión, quiero resaltar un par de noticias sucedidas durante el período de enero a mayo de 2015 en lugares que como misioneros visitamos en Guatemala y donde obtuvimos emisoras que ahora transmiten nuestros programas radiales cristianos El Camino de la Vida y Reflexión para Hoy.


SUMPANGO, SACATEPÉQUEZ, UN PUEBLO GOLPEADO POR LAS BANDAS CRIMINALES

En estos primeros meses de este año 2015 logramos obtener emisoras en un pueblo llamado Sumpango, el cual es uno de los dieciséis municipios del Departamento de Sacatepéquez. Aquí obtuvimos Radio Vida, 103.5 FM, que es una emisora católica/secular, y  también obtuvimos la emisora evangélica Estereo Impacto, 107.9 FM, las cuales ahora ya transmiten nuestros programas. En Sumpango se hablan los idiomas Kaqchikel y español, y al igual que la mayoría de los otros 15 municipios de Sacatepéquez, es un pueblo muy visitado por los turistas (a pocos kilómetros de La Antigua Guatemala).

Tristemente, Sumpango también tiene un enorme índice de delincuencia. Muchos adultos y jóvenes (y aun niños pre-adolescentes) están enrolados en temas como las pandillas (las maras), las drogas, el narcotráfico, la prostitución, el robo de vehículos y otros males sociales. El pasado 11 de marzo, por ejemplo, la Policía Nacional Civil capturó a cinco personas acusadas de pertenecer a una banda criminal llamada “Los Rejoneros”. Según el informe del ex-director de la Policía, Telémaco Pérez, “este año se incrementaron los hechos delictivos mientras el número de policías sigue siendo el mismo desde el 2012”. Y en el caso de las violaciones que se han dado en el departamento de Sacatepéquez (particularmente en La Antigua, Sumpango y otros municipios), según Pérez, “la suma de las denuncias por violaciones desde el 2012 al 2013 fue de ochenta personas”, sin tomar en cuenta las que se van sumando durante el 2015. El informe también revela que uno de los hechos delictivos más recurrentes son las violaciones sexuales a turistas, las cuales se suscitan en las discotecas. 


Cinco miembros de la banda criminal "Los Rejoneros"
Foto: Prensa Libre

¿De qué manera podemos hacer presencia con el evangelio de Jesucristo en el departamento de Sacatepéquez? Claro está que el testimonio de las decenas de iglesias evangélicas y el de cientos de cristianos que habitan ese sector, es vital para el avance del evangelio. Adicionalmente a ello, también tenemos la plena confianza de que nuestro ministerio El Camino de la Vida está produciendo un profundo impacto en la población de Sacatepéquez, mediante la transmisión de nuestros programas radiales en pueblos como Sumpango, Santiago y San Juan. Nuestros programas son como un refugio espiritual donde los pobladores pueden encontrar paz, consuelo y esperanza de Dios en medio de un contexto social tan golpeado, mediante mensajes netamente bíblicos.


DISTRIBUCIÓN DE DROGA EN CUILAPA, SANTA ROSA

Sólo en el departamento de Santa Rosa tenemos ocho emisoras que transmiten nuestros programas El Camino de la Vida y Reflexión para Hoy en cinco distintos municipios (Barberena, Cuilapa, Nueva Santa Rosa, Guazacapán y Chiquimulilla), las cuales ganamos durante el primer semestre de este 2015. La cabecera departamental (capital) de Santa Rosa es la ciudad de Cuilapa, que junto con los otros 13 municipios del departamento, cuenta con una población aproximada de 302,000 habitantes.

Como ya se ha vuelto costumbre en toda Guatemala, la distribución de droga es uno de los temas del diario vivir en el país; y esta práctica no es ajena al departamento de Santa Rosa. El reciente 15 de mayo de este 2015 fue capturado por la Policía Nacional Civil el señor Edwin Estalón en la ciudad de Cuilapa, Santa Rosa, quien a sus 25 años de edad se dedica al almacenamiento, venta y consumo de droga. Los fiscales del Ministerio Público y los agentes de antinarcóticos y de la División Especializada en Investigación Criminal le decomisaron a Edwin Estalón 70 cigarillos de mariguana, artefactos para elaborar cigarrillos, dos bolsas con mariguana, dos plantas orgánicas de droga y otros insumos. Según los informes policíacos, Estalón no sólo fue capturado por elaborar droga en base a mariguana sino también por distribuir dicha droga entre muchos jóvenes que llegaban a su casa a comprarla.

Es lamentable que el consumo y tráfico de droga se haya convertido en una práctica tan normal en cada ciudad de Guatemala. Y en el caso del departamento de Santa Rosa, a pesar de que las autoridades intentan menguar este mal social entre la comunidad, cada día el problema de la delincuencia y del tráfico de droga crece y avanza desmedidamente.


Edwin Estalón capturado por distribución de droga en Cuilapa, Santa Rosa.
Foto: Prensa Libre

¿De qué manera podemos hacer presencia con el evangelio de Jesucristo en el departamento de Santa Rosa? Nuestra misión como ministerio El Camino de la Vida es llevar el evangelio a cada rincón de toda  Guatemala a través de nuestros programas radiales. Sabidos de la problemática social por la cual atraviesa el departamento de Santa Rosa, nos urge continuar haciendo nexos con emisoras seculares y cristianas a fin de cooperar con el avance del evangelio en este sector del país. No dudamos que las ocho emisoras que actualmente transmiten nuestros programas en el departamento de Santa Rosa están siendo usadas por el Espíritu Santo para tocar los corazones de los radioescuchas. Si nuestros programas continúan siendo transmitidos en el departamento de Santa Rosa y en muchos otros lugares de toda Guatemala, muchas más personas como Edwin Estalón que están envueltas en la delincuencia tendrán la oportunidad de escuchar un mensaje basado en la Palabra de Dios y de cambiar el rumbo de sus vidas y de sus familias mediante el poderoso evangelio salvífico de Jesucristo. Oremos juntos para que cada delincuente capturado en Guatemala sea expuesto al mensaje de salvación y tenga la oportunidad de ser transformado por Dios. Sigan orando también por nuestra labor misionera en la bella Guatemala.

miércoles, 18 de febrero de 2015

UN ANÁLISIS DE COLOSENSES 3:13 A LA LUZ DEL APARATO CRÍTICO DEL GRIEGO DEL NUEVO TESTAMENTO

Estoy analizado el aparato textual de mi Nuevo Testamento griego para resolver el dilema textual de Colosenses 3:13. El versículo en castellano dice así (en la RV1960): "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros".

El asunto es que, en el aparato textual griego, la frase que en castellano se tradujo como: "...que Cristo os perdonó", tiene cuatro variantes distintas en el texto griego:

(1) La primera variante es "Señor" (κύριος)
(2) La segunda variante es "Cristo" (Χριστός)
(3) La tercera variante es "Dios" (θεός)
(4) La cuarta variante es "Dios en Cristo" (θεός εν Χριστώ)

Tanto la variante #3 (θεός), como la variante #4 (θεός εν Χριστώ) tienen muy poco peso, debido a que son muy pocos los manuscritos que las apoyan (y ninguno de esos manuscritos son de peso en cuanto a familia y fecha), razón por la cual personalmente yo las descarto como para poderlas tomar en cuenta.

El dilema, entonces, radica en la variante #1 y la variante #2, es decir, en saber elegir entre la variante #1 "Señor" (κύριος) y la variante #2 "Cristo" (Χριστός). Aun cuando la versión Reina Valera 1960 -y la mayoría de las otras versiones tanto en español como en inglés- optaron por usar la variante #2 ("...que Cristo os perdonó"), es muy importante revisar el aparato crítico textual griego para observar lo siguiente:

(i) La variante #2, "Cristo" (Χριστός), que es la que usó la Reina Valera 1960, aparentemente tiene suficiente peso como para optar por ella dado a que tiene las unciales א, C, D, K, P, Ψ y un promedio de 23 unciales más, las cuales pertenecen a los siglos IV al IX aproximadamente. Muy seguramente los traductores y editores de la Reina Valera 1960 se dejaron llevar por la "cantidad" de manuscritos que apoyaba la frase "Cristo os perdonó" y por eso optaron por ella.

(ii) En cambio, la variante #1, "Señor" (κύριος), que no usó la Reina Valera 1960, debería tener mucho más peso que la variante #2 "Cristo" (Χριστός) como para optar por ella como la mejor traducción al castellano. A primera vista, esta variante no debería tener mucho peso porque son menos (en cantidad) los manuscritos que aparecen en el aparato textual griego, en comparación con la vasta cantidad de manuscritos que favorecen a la variante #2. Sin embargo, lo más importante de esta variante #1, "Señor" (κύριος), es que aparte de contener las unciales A, B, D, G y el leccionario ℓ 809 (que en sí mismas no tienen tanto peso porque van desde el siglo V hasta el XII), es de extraordinaria importancia apuntar que esta variante #1 contiene el famoso papiro P46 (que data entre el siglo II y III) -más específicamente entre los años 175-225 después de Cristo-, siendo uno de los manuscritos más antiguos entre los cientos de manuscritos existentes.

EN CONCLUSIÓN, debo decir esto:

1) Por cuanto que la variante #1 "Señor" (κύριος) incluye nada más y nada menos que el papiro P46 (quizás el segundo más antiguo de todos los manuscritos, que data de los años 175-225 después de Cristo), la MEJOR TRADUCCIÓN al castellano debe ser "que el Señor os perdonó", en vez de "que Cristo os perdonó" (como aparece en la Reina Valera 1960). De la mejor traducción surge la mejor lectura, la mejor interpretación y, por tanto, la mejor aplicación.

2) Así, pues, el versículo completo de colosenses 3:13 (con la mejor traducción basada en el análisis del aparato textual del texto griego) debería quedar así: "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. Así como EL SEÑOR os perdonó, así también hacedlo vosotros." Precisamente es de esta forma como la Nueva Versión Internacional lo traduce.

3) Si usamos la traducción de la Reina Valera 1960, "Cristo", estaríamos implicando el aspecto teológico "mesiánico" de Dios como quien nos perdona, sabiendo que Cristo equivale al cumplimiento profético del Mesías (el ungido) del Antiguo Testamento. Eso es una verdad, pero lamentablemente no es apoyada en el aparto textual griego como para que aparezca en Colosenses 3:13. No obstante, si usamos la traducción de la Nueva Versión Internacional (que es la que congenia con el mejor análisis del aparato textual griego), es decir, "Señor", estamos implicando que el Jesús del Nuevo Testamento que aparece en Colosenses 3:13 como el Dios que nos perdonó, por comparación de términos sería el equivalente al Señor (Adonai - אֲדֹנָי), el gran Dios y Señor absoluto de la creación, de todo y de todos en el Antiguo Testamento, dado que en Colosenses 3:13 aparece la palabra "Señor" -κύριος- como el que nos perdona.

4) Por tanto, el estudioso de la Biblia, los pastores y predicadores que exponen las Sagradas Escrituras de forma gramática, histórica y literal (que es la mejor exégesis), a la luz del anterior análisis del aparato textual griego sobre Colosenses 3:13, deberían plantearse preguntas como: ¿En qué difiere teológicamente la palabra Cristo de la palabra "SEÑOR"? ¿Qué demandas existen detrás de la palabra "Señor" como para que nos perdonemos unos a otros de la misma forma en que Él lo hizo? ¿Qué implica que el kúrios/adonai, Señor Dios todo poderoso, creador y amo del Universo y del resto de toda la creación, nos haya perdonado nuestras iniquidades humanas? ¿Cómo podemos comunicarle a nuestra audiencia que dilucidar este problema textual de Colosenses 3:13 nos conduce a una teología y praxis más pertinentes, sin aburrirlos mientras se lo explicamos desde el púlpito?

Dejo a consideración de mis colegas pastores y predicadores, algunos de ellos expertos en griego, este humilde análisis para su evaluación, a fin de que juntos refinemos nuestra investigación exegética para mejorar también nuestra exposición de la Biblia, permitiendo así darle honra a Dios y gozo a nuestros oyentes que están enfrente de nuestros púlpitos.

¡Bendiciones!
Pastor Karel Golcher

lunes, 16 de febrero de 2015

Una Oportunidad para Alcanzar a la ETNIA IXIL de Guatemala, a través del Ministerio Radial de El Camino de la vida

En el mes de Junio del año 2014 viajé a las montañas de la región Norte-Centro de Guatemala con el fin de visitar Radio Ixil (que cuenta con dos frecuencias, 1010 AM y 97.5 FM) ubicada en la ciudad de Santa María Nebaj, en el Departamento de El Quiché. Los directores de Radio Ixil estuvieron de acuerdo en empezar a transmitir nuestros programas radiales El Camino de la Vida y Reflexión para Hoy a partir del mes de Junio, en respuesta a la fuerte necesidad de difundir un mensaje evangélico apegado a la sana doctrina bíblica.

El municipio de Santa María Nebaj –donde está ubicada Radio Ixil- es parte de una región geográfica conocida como “El Triángulo Ixil”, compuesta por tres pueblos que hablan el dialecto Ixil: Santa María Nebaj, San Gaspar Chajúl y San Juan Cotzal. Esta región indígena fue asolada, por un lado, por un genocidio cometido por el ejército de Guatemala, comandado por el general Ríos Mont, quien fue presidente de Guatemala entre 1982 y 1983, con la excusa de que el pueblo Ixil estaba colaborando en ese momento con las guerrillas comunistas. Pero, por otro lado, la comunidad Ixil también sufrió el embate y la violencia de la misma guerrilla, la cual, en su intento de resistirse a las fuerzas castrenses, violentaba a hombres y mujeres ixiles (muchos de ellos asesinados) con el propósito de obligarles a que integraran sus filas revolucionarias. Según los informes de organizaciones humanitarias, en aquella época fueron asesinadas por el ejército alrededor de 1771 personas de origen Ixil, más otros cientos de asesinatos provocados por la guerrilla, de los cuales algunos pocos han sido documentados.

Desde entonces, el triángulo Ixil se convirtió en un foco de necesidad social y espiritual. A partir de que la guerra entre el ejército de Guatemala y la guerrilla terminara a finales de 1996, la comunidad Ixil empezó a experimentar una enorme necesidad de recuperar a la familia como el centro de su sociedad. Muchos Ixiles abandonaron la región del Triángulo Ixil y emigraron a otras regiones de Guatemala y México. La firma de la paz entre el Gobierno y la guerrilla produjo también una ardua búsqueda por las cosas espirituales. La iglesia católica, junto con sus prácticas sincretistas, y la imponente religión maya practicada desde antaño, empezaron a afianzarse dentro de la comunidad Ixil, dejando poco espacio para la libertad de la práctica evangélica. Pero gracias al profundo trabajo de misioneros evangélicos provenientes de EEUU y del trabajo de la iglesia Metodista en dicha región, la iglesia evangélica empezó a tener más crecimiento en la región del Triángulo Ixil. Iglesias evangélicas, centros de estudios con énfasis cristiano, emisoras radiales cristianas y organizaciones para-eclesiásticas evangélicas emergieron como la opción para el desarrollo social y espiritual de los Ixiles.

¿Qué importancia tiene el hecho de que nuestros programas radiales se transmitan en Radio Ixil, desde Santa María Nebaj?

Más de 125,000 personas viven en el Triángulo Ixil (Santa María Nebaj, San Gaspar Chajúl y San Juan Cotzal). Radio Ixil tiene una enorme cobertura no sólo en el área del Triangulo Ixil, sino en muchas otras regiones del Departamento del Quiché. El evangelio de Jesucristo es difundido en una región donde el catolicismo sincretista y la religión maya tienen una gran importancia, difusión que le otorga a la comunidad Ixil la oportunidad de conocer la verdad de la Palabra de Dios. Nuestros programas El Camino de la Vida y Reflexión para Hoy son de los pocos programas radiales que tienen una alta producción y una profunda explicación de Palabra de Dios, en contraste a los muchos y diversos programas radiales que se escuchan en la región Ixil que carecen de un sano contenido bíblico. 
Con la transmisión de nuestros programas radiales el mensaje de Jesucristo se está dando a conocer entre los Ixiles y muchas iglesias evangélicas se nutren también con el contenido de éstos. Sólo un pequeño porcentaje de los habitantes Ixiles hablan el castellano, razón por la cual podemos empezar a orar para que el Señor Jesús nos abra las puertas para poder traducir nuestros programas del español al dialecto Ixil en un futuro cercano. 

Aparte de visitar a Santa María Nebaj para suplir a Radio Ixil con más programas radiales, habitualmente viajo un par de veces al año a San Gaspar Chajúl (segundo de los tres pueblos Ixiles) para impartir seminarios de plantación de iglesias orgánicas y misionales, y capacitaciones para líderes y pastores de iglesias ya establecidas, con lo cual cooperamos con el avance del evangelio en San Gaspar Chajúl (particularmente con la nueva plantación de iglesia a cargo de nuestros amigos y colegas misioneros Romualdo Santiago y Ramírez y su esposa Corina Cumes). Ruego sus oraciones por nuestro trabajo misionero en esta región de Guatemala, especialmente para que la santa Palabra de Dios sea dada a conocer entre la etnia Ixil.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA SOCIEDAD MODERNA DE LOS ESTADOS UNIDOS CADA VEZ ES MÁS RESISTENTE A LA IGLESIA (según George Barna)

George Barna es un investigador que hace encuestas en los Estados Unidos con el fin de comprender más plenamente cuáles son las tendencias sociales, particularmente las que se relacionan con el cristianismo. 


Basado en encuestas recientes, George Barna ha encontrado cinco tendencias notables que se observan en personas no cristianas que viven entre la cultura estadounidense moderna. Estas tendencias son:

1) La secularización va en aumento

Más de una tercera parte de los adultos estadounidenses son totalmente seculares respecto a creencia y práctica; y un número creciente de personas que se adhieren a la iglesia tienen creencias seculares también.

2) Las personas están menos abiertas a la idea de asistir a una reunión de la iglesia 

Mientras que la forma más efectiva para lograr que las personas que no van a una iglesia asistan a una congregación es todavía la "clásica invitación personal de un amigo", actualmente el número de quienes aún están dispuestos a considerar la invitación es inferior al 50%.

3) Asistir a la iglesia ya no es una actividad principal en las familias

Dentro de la cultura moderna, cerca del 25% de la población nunca ha tenido la experiencia de asistir con regularidad a una iglesia local.

4) Hay diferentes expectativas respecto a participar en una iglesia 

Hoy en día, poco más del 50% de las personas que no tienen una iglesia local definida donde congregarse, estarían interesadas en asistir a un servicio de adoración si en definitiva decidieran ir a la iglesia. Los otros prefieren ir a algún otro tipo de actividad.

5) Existe mucho escepticismo respecto a las contribuciones que las iglesias locales puedan darle a la sociedad. 

Según la encuesta, el 49% de las personas no creyentes que no asisten a ninguna iglesia local, no pudo identificar ningún tipo de impacto que la comunidad cristiana esté haciendo dentro de la sociedad.

¿Qué implica todo esto?

Es lamentable notar el poco impacto que el cristianismo está logrando dentro de la sociedad moderna de los Estados Unidos. Buena parte de esta triste realidad radica en la idea de "continuar haciendo lo mismo y a la vez esperar un resultado diferente"

Esto ciertamente no significa que tenemos que tirar todo lo que estamos haciendo. Como iglesia, tenemos que continuar nuestro cometido de conducir a las  personas a que adoren a Dios, a que asistan a un estudio bíblico, a que sean entrenadas en el discipulado y a que participen de la comunión de la iglesia. Pero si no tenemos ningún deseo de cambiar las cosas dentro de la cultura moderna, vamos a tener que añadir algo nuevo a la ecuación. No podemos simplemente continuar con la mentalidad del pasado que dice "vengan todos, están bienvenidos".

Más bien, vamos a tener que empezar deliberadamente a desarrollar nuevas oportunidades para realmente sacar nuestra fe de las cuatro paredes y llevarla hacia las profundidades de la cultura. Y vamos a tener que hacer esto como individuos, no sólo como parte de un programa de la iglesia. Hacer algo como esto sin duda será lo más eficaz y misional, siempre y cuando se inicie bajo el auspicio de la iglesia, entendiendo que no existe ningún "programa tradicional" de la iglesia que pueda sacar esto adelante.

martes, 4 de noviembre de 2014

22 Características Éticas Neo-Testamentarias que Hacen que el Reino de Dios sea Distinto y OPUESTO a Cualquier Otro Tipo Reino Terrenal



La ética del Nuevo Testamento es totalmente distinta y OPUESTA a la práctica de las iglesias de la actualidad que se dejan llevar por la corriente posmoderna de grandeza y opulencia, al ajustar su manera de pensar y su praxis al esquema de los reinados terrenales y no al esquema del reinado de Jesús. Notemos que, en oposición a los reinos terrenales, en el Reino de Dios:

1)  Los pobres serán ricos y los ricos serán pobres, Lc. 6.20-26

2) El que quebranta la ley y los no dignos son salvos, Mt. 21.31-32

3) Los que se humillan serán exaltados, 1 P. 5.5-6

4) Los que se exaltan serán humillados, Lc. 18.14

5) Los ciegos recibirán la vista, Jn. 9.39

6) Quienes dicen que ven quedarán ciegos, Jn. 9.40-41

7) Experimentamos la libertad al ser esclavos de Cristo, Ro. 12.1-2

8) Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios, 1 Co. 1.27

9) Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a los fuertes, 1 Co. 1.27

10) Dios ha escogido lo vil y lo menospreciado para deshacer las cosas que son, 1 Co. 1.28

11) Nosotros obtenemos el mundo del porvenir, al perder el mundo actual, 1 Ti. 6.7

12) Si amas esta vida, la perderás; odia esta vida, y obtendrás la siguiente, Jn. 12.25

13) Tú llegas a ser el más grande de todos al ser el siervo de ellos, Mt. 10.42-45

14) Al hacer tesoros aquí, uno se priva del galardón celestial, Mt. 6.19

15) Al hacer tesoros en lo alto, se obtiene la riqueza del Cielo, Mt. 6.20

16) Acepta tu muerte a fin de vivir en plenitud, Jn. 12.24

17) Libérate de toda reputación terrenal para ganar el favor celestial, Flp. 3.3-7

18) Los primeros serán últimos, y los últimos serán primeros, Mc. 9.35

19) La gracia de Jesús se perfecciona en tu debilidad, no en tu fortaleza, 2 Co. 12.9

20) El más elevado sacrificio para Dios es la contrición y el quebrantamiento, Sal. 51.17

21) Es mejor darle a otros que recibir algo de ellos, Hch. 20.35

22) Da todo lo que tengas para que puedas recibir lo mejor de Dios, Lc. 6.38

El hecho de que formes parte del reino de Dios implica que debes pensar y vivir de acuerdo a dicho reino, el cual es absolutamente distinto a los reinos de este mundo. El reino de Jesús, mostrado y evidenciado en el Nuevo Testamento, es totalmente OPUESTO a cualquier otro tipo de reinado terrenal. En el reino de Jesús las cosas son radicalmente distintas y opuestas a como nos las imaginábamos o como deseábamos que fueran. Si nuestro punto de comparación para pensar y actuar se basa en un reinado terrenal y no en el reinado de Jesús, vamos por el camino equivocado.