miércoles, 18 de febrero de 2015

UN ANÁLISIS DE COLOSENSES 3:13 A LA LUZ DEL APARATO CRÍTICO DEL GRIEGO DEL NUEVO TESTAMENTO

Estoy analizado el aparato textual de mi Nuevo Testamento griego para resolver el dilema textual de Colosenses 3:13. El versículo en castellano dice así (en la RV1960): "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros".

El asunto es que, en el aparato textual griego, la frase que en castellano se tradujo como: "...que Cristo os perdonó", tiene cuatro variantes distintas en el texto griego:

(1) La primera variante es "Señor" (κύριος)
(2) La segunda variante es "Cristo" (Χριστός)
(3) La tercera variante es "Dios" (θεός)
(4) La cuarta variante es "Dios en Cristo" (θεός εν Χριστώ)

Tanto la variante #3 (θεός), como la variante #4 (θεός εν Χριστώ) tienen muy poco peso, debido a que son muy pocos los manuscritos que las apoyan (y ninguno de esos manuscritos son de peso en cuanto a familia y fecha), razón por la cual personalmente yo las descarto como para poderlas tomar en cuenta.

El dilema, entonces, radica en la variante #1 y la variante #2, es decir, en saber elegir entre la variante #1 "Señor" (κύριος) y la variante #2 "Cristo" (Χριστός). Aun cuando la versión Reina Valera 1960 -y la mayoría de las otras versiones tanto en español como en inglés- optaron por usar la variante #2 ("...que Cristo os perdonó"), es muy importante revisar el aparato crítico textual griego para observar lo siguiente:

(i) La variante #2, "Cristo" (Χριστός), que es la que usó la Reina Valera 1960, aparentemente tiene suficiente peso como para optar por ella dado a que tiene las unciales א, C, D, K, P, Ψ y un promedio de 23 unciales más, las cuales pertenecen a los siglos IV al IX aproximadamente. Muy seguramente los traductores y editores de la Reina Valera 1960 se dejaron llevar por la "cantidad" de manuscritos que apoyaba la frase "Cristo os perdonó" y por eso optaron por ella.

(ii) En cambio, la variante #1, "Señor" (κύριος), que no usó la Reina Valera 1960, debería tener mucho más peso que la variante #2 "Cristo" (Χριστός) como para optar por ella como la mejor traducción al castellano. A primera vista, esta variante no debería tener mucho peso porque son menos (en cantidad) los manuscritos que aparecen en el aparato textual griego, en comparación con la vasta cantidad de manuscritos que favorecen a la variante #2. Sin embargo, lo más importante de esta variante #1, "Señor" (κύριος), es que aparte de contener las unciales A, B, D, G y el leccionario ℓ 809 (que en sí mismas no tienen tanto peso porque van desde el siglo V hasta el XII), es de extraordinaria importancia apuntar que esta variante #1 contiene el famoso papiro P46 (que data entre el siglo II y III) -más específicamente entre los años 175-225 después de Cristo-, siendo uno de los manuscritos más antiguos entre los cientos de manuscritos existentes.

EN CONCLUSIÓN, debo decir esto:

1) Por cuanto que la variante #1 "Señor" (κύριος) incluye nada más y nada menos que el papiro P46 (quizás el segundo más antiguo de todos los manuscritos, que data de los años 175-225 después de Cristo), la MEJOR TRADUCCIÓN al castellano debe ser "que el Señor os perdonó", en vez de "que Cristo os perdonó" (como aparece en la Reina Valera 1960). De la mejor traducción surge la mejor lectura, la mejor interpretación y, por tanto, la mejor aplicación.

2) Así, pues, el versículo completo de colosenses 3:13 (con la mejor traducción basada en el análisis del aparato textual del texto griego) debería quedar así: "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. Así como EL SEÑOR os perdonó, así también hacedlo vosotros." Precisamente es de esta forma como la Nueva Versión Internacional lo traduce.

3) Si usamos la traducción de la Reina Valera 1960, "Cristo", estaríamos implicando el aspecto teológico "mesiánico" de Dios como quien nos perdona, sabiendo que Cristo equivale al cumplimiento profético del Mesías (el ungido) del Antiguo Testamento. Eso es una verdad, pero lamentablemente no es apoyada en el aparto textual griego como para que aparezca en Colosenses 3:13. No obstante, si usamos la traducción de la Nueva Versión Internacional (que es la que congenia con el mejor análisis del aparato textual griego), es decir, "Señor", estamos implicando que el Jesús del Nuevo Testamento que aparece en Colosenses 3:13 como el Dios que nos perdonó, por comparación de términos sería el equivalente al Señor (Adonai - אֲדֹנָי), el gran Dios y Señor absoluto de la creación, de todo y de todos en el Antiguo Testamento, dado que en Colosenses 3:13 aparece la palabra "Señor" -κύριος- como el que nos perdona.

4) Por tanto, el estudioso de la Biblia, los pastores y predicadores que exponen las Sagradas Escrituras de forma gramática, histórica y literal (que es la mejor exégesis), a la luz del anterior análisis del aparato textual griego sobre Colosenses 3:13, deberían plantearse preguntas como: ¿En qué difiere teológicamente la palabra Cristo de la palabra "SEÑOR"? ¿Qué demandas existen detrás de la palabra "Señor" como para que nos perdonemos unos a otros de la misma forma en que Él lo hizo? ¿Qué implica que el kúrios/adonai, Señor Dios todo poderoso, creador y amo del Universo y del resto de toda la creación, nos haya perdonado nuestras iniquidades humanas? ¿Cómo podemos comunicarle a nuestra audiencia que dilucidar este problema textual de Colosenses 3:13 nos conduce a una teología y praxis más pertinentes, sin aburrirlos mientras se lo explicamos desde el púlpito?

Dejo a consideración de mis colegas pastores y predicadores, algunos de ellos expertos en griego, este humilde análisis para su evaluación, a fin de que juntos refinemos nuestra investigación exegética para mejorar también nuestra exposición de la Biblia, permitiendo así darle honra a Dios y gozo a nuestros oyentes que están enfrente de nuestros púlpitos.

¡Bendiciones!
Pastor Karel Golcher

3 comentarios:

Mundo teobíblico dijo...

Interesante, gracias por el trabajo... quisiera agregar que sería bueno tomar en cuenta el Textus Receptus y no sólo versiones eclécticas que no son tan seguras..

Carlos Calderón dijo...

Karelito, gracias por compartir tu excelente trabajo papa. Para complementarlo y robustecerlo hay que agregar los resultados de la evidencia interna: Primero la evidencia transcripcional: ¿cuál es la lectura más probable que dio origen a las otras?; ¿Cuál es la lectura más difícil? (a la que se le da mayor preferencia); ¿Cuál sería la lectura más corta?¿Cuál es la lectura diferente en pasajes paralelos?; y segundo ¿qué es más probable que hubiera dicho Pablo (su estilo en sus otros escrito o este mismo, que es la probabilidad intrínseca).

Karel Golcher dijo...

Mi amado amigo Chaly Calderón, me encanta tu comentario y bien sabía yo que podía venir un aporte extraordinario de ti, sabiendo de tu experiencia y conocimiento sobre la evidencia interna. Creo que las preguntas que has acotado son cruciales y pertinentes, con las cuales, como dices tú, hacen más robusta mi reflexión. ¡Gracias amigo! y gracias por continuar enseñándome con humildad. ¡Un abrazo!