jueves, 11 de octubre de 2007

GodTube

GodTube es una idea original de Chris Wyatt, quien es un estudiante de 38 años de edad del Seminario Teológico de Dallas, y exproductor de Televisión. En 1999, después de haber atravezado por una experiencia personal muy difícil, la madre de Chris le anima a que conozca al Señor. En las siguientes seis semanas, él ya había encontrado a Jesucristo; y en los próximos años intentó involucrarse en varias empresas cristianas, inlcuyendo la versión cristiana de Netflix.

Después de moverse a Dallas el año pasado, él empezó a trabajar con una empresa cristiana de mercadeo. Con la esperanza de demostrarle a sus clientes (la mayoría de los más tecnofóbicos líderes de mega-iglesias y ministerios) todas las cosas fascinantes que se podrían hacer a través del internet, él pagó $400 dólares para adquirir el nombre dominio GodTube y construir el sitio a nivel de demo. Se inició una versión de prueba en Enero. Y fue hasta el 10 de agosto de este año que se lanzó la versión oficial de GodTube. Actualmente el sitio es visitado diariamente por miles de personas y ya cuenta con más de 60,000 usuarios aproximadamente.

Algunos consideran que GodTube es la versión cristiana de YouTube. En este nuevo portal con énfasis cristiano, tú puedes encontrar videos evangelísticos, música cristiana, estudios bíblicos, y otro tipo de ayuda para la comunidad cristiana. Personalmente ya me suscribí a este interesante e innovador portal cristiano, pues considero que es un excelente sitio para hacer crecer mi fe, mi devoción, mi vida espiritual, y aún mi desarrollo de liderazgo cristiano. No obstante, en términos evangelísticos, considero que YouTube sigue siendo uno de los mejores medios para comunicar las buenas Nuevas de salvación, pues qué mejor que "alumbrar" en medio de "las tinieblas" (pero, ¡cuidado! si no tenemos un acercamiento apropiado, si nuestra fe es más debil que las posturas filosóficas, post-modernas y pecaminosas que muchos de los videos mostrados por YouTube ofrecen, y si no usamos a YouTube como una herramienta evangelística, nuestro sano entretenimiento podría llegar a convertirse en un "deleite" en las cosas del mundo... ¡No está de más que nos suscribamos a GodTube o que simplemente empecemos a disfrutar de sus videos).

Además, aparte de que ya existen otros tipos de clon deYouTube que ofrecen contenido sexual explícito, portales religiosos de contenido islámico están ya acaparando a miles de personas alrededor del mundo, divulgando sus creencias y, ante todo, desvirtuando el contenido del evangelio de Jesucristo. YouTubeIslam e islamtube, son sólo muestra de ello.







Sugiero, por tanto, que apoyes la iniciativa de GodTube, con lo cual estarás promoviendo el avance del Evangelio a través del Internet. Para hacer crecer la red de GodTube, puedes hacer a lo menos tres cosas: Suscribirte como usuario, subir videos cristianos de calidad (buen contenido) y utilidad, y ¡correr la voz! con otros, avisando a tus amistades (cristianas o no) acerca de GodTube.

Para muestra un botón: Les comparto este video que me pareció muy interesante y alentador para aquellos que estamos envueltos en las misiones. Se trata de un proyecto misionero en Guatemala, realizado por estudiantes de Liberty University. ¡Gócenlo!

2 comentarios:

Malaquías dijo...

Muchas gracias por compartir este comentario. No es posible que sólo lo secular prevalezca en Internet, necesitamos sitios como Godtube que nos permitan demostrar que la comunidad cristiana es fuerte en este mundo y que alabamos a nuestro señor Jesucristo y damos la Gloria a Dios.

Karel Golcher dijo...

Querido Malaquías,
Gracias por visitar este espacio. Estoy de acuerdo contigo. ¡Necesitamos hacer una fuerza espiritual mediante nuestra presencia en internet! Nuestra fe en Cristo debe ser proclamada por cualquier medio, sin inhibiciones. Y con la convicción de que nuestro mensaje no sólo proviene del creador del universo, sino que redunda en alabanza a Cristo, debemos echar mano de las "ventajas" que este siglo nos ofrece (sin conformarnos a este siglo) para avanzar el reino de Dios.